Río Aragón-Subordán. Hecho y Oza

HECHO-Ambiente-calle-STE-029

Ambiente en las calles de Hecho (1) – 0’50”

HECHO-Ambiente-calle-STE-011

Ambiente en las calles de Hecho (2) – 1’21”

HECHO-Campanas-y-repeticion-STE-024

Campanas en Hecho – 2’08”

HECHO-Boliches-elaboracion-chupchup-STE-006

Boliches de Embún en ebullición en la cocina del Restaurante Canteré de Hecho – 1’12”

HECHO-Carrera-STE-014

Salida de la carrera Puyada Kilómetro Vertical a Remílez – 0’35”

OZA-Boca del Infierno-Refugio-Abandonado-STE-015

Ambiente junto a un refugio abandonado llegando a Oza – 1’16”

OZA-Barranquistas-Boca-Infierno-STE-019

Cauce del Aragón-Subordán y barranquistas descendiendo por la Boca del Infierno – 1’44”

OZA-Vacas-Salida-Acherito-STE-016

Ambiente en el inicio de la ruta al Ibón de Acherito – 0’32”

OZA-Cauce-STE-018

Cauce del Aragón-Subordán en Oza – 0’58”

Huesca Sonora en Vimeo


Fotos


Ver Río Aragón Subordán. Hecho – Oza en un mapa más grande

Amanece en Hecho y tenemos la intención de iniciar el trayecto hacia el primer objetivo de hoy que no es otro que la Selva de Oza.

Creo que muchos de nosotros visitamos por primera vez esta zona con apenas 11 o 12 años ya que al menos según recuerdo, era una de las excursiones obligadas en los colegios oscenses para conocer la fauna y sobre todo la flora del Pirineo.

Antes callejeamos por el casco urbano escuchando su despertar y aprovechando que hoy se celebra la Puyada Kilómetro Vertical a Remílez, nos acercamos hasta la salida: 1046 metros de desnivel en 5 kilómetros de recorrido… no está nada mal.

Historia y prehistoria, mitos y leyendas conviven en este valle

Nos vamos a Oza. Pasamos Siresa y unos kilómetros más adelante, en la puerta de la Boca del Infierno a pie de carretera nos encontramos el Centro de Interpretación del Megalitismo donde, además de aprender e ilustrarnos sobre la gran cantidad de dólmenes, crómlech y menhires de la zona, podemos reponer fuerzas ya sea a la ida o a la vuelta. En este caso paramos y aunque todavía está cerrado Andrés nos atiende amablemente y nos informa sobre lo básico que tenemos que ver y escuchar ya que el tiempo del que disponemos es limitado.

Con un café en el cuerpo seguimos nuestro camino y como la vuelta ha de ser por el mismo sitio decidimos llegar directamente hasta Oza y a la vuelta pararemos en los lugares que ahora dejamos atrás.

No somos los primeros, ni mucho menos, ya que algunos se nos adelantado y los más afortunados han hecho noche en sus caravanas o furgonetas y han disfrutado allí mismo del amanecer.

El Aragón-Subordán baja tímido por aquí. El caudal no es muy grande pero ya nos ofrece imágenes y sonidos sugerentes. Las piedras son de colores, predominando sobre todos ellos el ocre igual que en el resto del valle. El cauce es regular y suave, sin grandes caídas y sin badinas que lo ralenticen. En sus orillas y en las laderas que lo acogen, por muy altas que sean, las vacas pacen tranquilamente ajenas y supongo que acostumbradas al constante trasiego humano. Es un lugar que invita a la relajación, la contemplación del paisaje, de sus detalles y de sus sonidos.

Escuchando y fotografiando llegamos hasta el inicio de la ruta al ibón de Acherito. En apenas un par de horas podríamos llegar a uno de los ibones más bonitos e interesantes del Pirineo, tanto geológica como biológicamente. La vuelta puede hacerse por el mismo camino o continuando un poco más para enlazar con el dolmen de Acherito que nos llevaría de nuevo hasta el punto de partida. Desde aquí también se intuye la belleza del valle de Guarrinza, antesala perfecta para el de Aguas Tuertas un poco más arriba.

El reloj ha corrido rápido y hemos de volver a Hecho. Mañana más pero lo dicho, paramos en la Boca del Infierno a la bajada. Aquí el viento sopla con más fuerza y más fresco y la verdad, se agradece. En una de las paradas oímos, además del río encañonado al fondo, unos gritos de emoción. Cuatro barranquistas, dos adultos y otros dos que no lo son, están disfrutando al recorrer este tramo dentro del mismo cauce; con sus equipos de seguridad superan los tramos más aéreos y hacen un rapel para introducirse de nuevo en el agua. Toda una experiencia.

Como al día siguiente hemos pensado en continuar hacia lo alto del valle por Guarrinza y Aguas Tuertas, paramos de nuevo en el Centro de Interpretación del Megalitismo y quedamos con Andrés. Un guía como él es un lujo que no podemos desaprovechar.

En los audios de esta pieza hemos elegido los sonidos de las campanas de la Iglesia de Hecho, el ambiente de sus calles, la preparación de boliches de Embún en la cocina de Canteré, los pasos de la carrera de los participantes en la puyada a Remílez, el discurrir del Aragón-Subordán en Oza, las vacas en Guarrinza hacia Acherito y el cauce del río con barranquistas en la Boca del Infierno.


Los comentarios están cerrados.