Río Ara. Sarvisé

42 34.665N-00 06.822E

Llegada de la Trashumancia de la Ternera del Valle de Broto desde Fiscal hasta Sarvisé, camino del valle de Bujaruelo – 2’21”

42 34.714N-00 06.876E
Entrada y parada del ganado en una finca de Sarvisé – 1’19”

42 34.716N-00 06.888E
Vacas trashumantes pastando en Sarvisé – 0’26”

42 34.714N-00 06.882E
Ambiente en Sarvisé (1) – 0’16”

42 34.693N-00 06.912E
Ambiente en Sarvisé (2) – 0’47”

42 34.676N-00 06.840E
Carretera N-260 a su paso por Sarvisé – 0’50”

Fotos


Ver Río Ara. Savisé en un mapa más grande

Son las 8 de la mañana y desde Sarvisé se divisan ya, al fondo de la recta de la carretera N-260 que une esta localidad con Fiscal al sur y con Broto al norte, más de 70 cabezas de ganado vacuno que están a punto de finalizar la primera etapa de la trashumancia de este año.

A buen paso y ocupando todo el ancho de la calzada, llegan y son conducidas a una finca junto a la misma carretera donde descansarán un día antes de proseguir el camino hasta el valle de Bujaruelo para pasar y pastar allí el verano, llegando incluso a las zonas más altas del Vignemale en Francia, donde los vecinos del valle de Broto tienen derecho sobre los pastos, aunque el suelo sea francés según un acuerdo adoptado hace ya varios siglos.

Finaliza la primera etapa de la trashumancia hacia los puertos del valle de Bujaruelo

Nos comentan los cinco ganaderos que las han acompañado a pie durante todo el recorrido, que la jornada ha comenzado antes de las seis de la mañana y que este año el paso al que han recorrido la distancia que separa Fiscal de Sarvisé ha sido especialmente alegre. Dicen, quizás con razón, que las vacas estaban nerviosas y ansiosas por comenzar el recorrido que cada año las lleva desde los establos donde están obligadas a pasar el invierno hasta los verdes y amplios pastos de Bujaruelo. Mañana les espera otra dura jornada tanto a pastores como a animales.

Una vez realizado el recuento y comprobado que no falta ninguna, los ganaderos vuelven sobre sus pasos para reponer fuerzas con un más que merecido almuerzo. Quedamos para después de su descanso con Ángel Aznar, quien nos mostrará los pastos en el valle de Bujaruelo y Francia.

Aprovechamos mientras tanto para recoger algunos sonidos en Sarvisé que se unen al del ganado: las vacas pastando en su descanso, los toques de campana de la iglesia que se mezclan con las esquilas de las reses y viceversa, así como el pasar de los primeros visitantes que hoy suben a Ordesa.

RAra_Sarvise_004_IMG_6011RAra_Sarvise_003_IMG_6012RAra_Sarvise_002_IMG_6009RAra_Sarvise_006_IMG_5953RAra_Sarvise_005_IMG_6008RAra_Sarvise_007_IMG_01RAra_Sarvise_009_IMG_03RAra_Sarvise_008_IMG_02RAra_Sarvise_010_VacasSarvise_03RAra_Sarvise_011_VacasSarvise_06RAra_Sarvise_012_VacasSarvise_05   


Los comentarios están cerrados.